Groenlandia: Según la NASA, la situación de los glaciares es peor de lo que se pensaba

Habría 7 centímetros más en el aumento del nivel de los mares en el mundo

En un estudio publicado como parte de la campaña de cinco años que la NASA lleva adelante en Groenlandia, el mapa del lecho marino y del fondo rocoso bajo sus hielos muestran que los glaciares de la costa están entre 2 y 4 veces más expuestos al derretimiento acelerado de lo que se creía.

La campaña Oceans Melting Greenland que NASA realiza con otras 30 instituciones de investigación publicó los mapas más completos y exactos hasta el momento.

El equipo encabezado por Mathieu Morlighem, de la Universidad de California en Irvine, los utilizó para estimar el volumen total de hielo de Groenlandia y su potencial para aportar al aumento del nivel del mar en el mundo.

El resultado les pareció alarmante: «7 centímetros más que las estimaciones anteriores», calcularon los autores del trabajo. El total reevaluado de aumento global de los mares es de 7,42 metros.

El programa OMG lleva ya dos informes anuales de su campaña quinquenal para medir de qué modo el agua del océano, que más abajo de los 200 metros de profundidad ha incrementado su temperatura entre 2 y 4 grados centígrados, afecta la altura cambiante de la capa de hielo en más de 200 puntos a lo largo de los fiordos de Groenlandia.

El nuevo mapa mostró que entre 2 y 4 veces más glaciares de los que se creía se extienden a más profundidad, y el problema es que, mientras la capa superior de agua proviene del Ártico y es relativamente fría, la capa que sigue está afectada por el calentamiento global. Es decir que a mayor profundidad del glaciar, mayor es su riesgo de derretimiento rápido.

Los datos de OMG son algunos de los muchos que los investigadores ingresaron al cartógrafo de capas de hielo llamado BedMachine. Pero fueron decisivos para corregir la subestimación del peligro. «Lo que hace única a la campaña OMG en comparación con otras es que se desarrolla en medio de los fiordos, tan cerca como se puede de los frentes del glaciar», afirmó Morlighem.


Fuente: noticiasambientales

Importancia de un manejo eficiente del recurso forrajero en fincas ganaderas de Venezuela

Werner Gutiérrez Ferrer1
Yajaira Villalobos Araujo2

Los pastos y forrajes son un factor fundamental tanto en la alimentación del bovino, como dentro del sistema de la ganadería tropical de doble propósito. Constituyen en la realidad de la ganadería venezolana, la fuente de alimentación más económica de la que dispone un productor para mantener a sus rebaños. En el país se estima que existan por sobre las 10 millones de hectáreas de potreros con especies naturales e introducidas, estando alrededor de un 60 % en mal estado por la imposibilidad de renovarlos ante la ausencia de insumos en el mercado local.

Bajo nuestras condiciones actuales (80 % de la materia prima de los alimentos balanceados es importada, imposibilidad de acceso a divisas e incremento exponencial de los costos de producción) para lograr la sostenibilidad económica de una finca ganadera, debe buscarse el alcanzar cubrir la totalidad de la dieta diaria del animal en base a pastos y forrajes de alta calidad nutricionalproducidos en la propia unidad de producción.

Para optimizar los niveles productivos del sistema ganadero se debe garantizar entonces un manejo eficiente del pastizal, tomando en consideración que la alimentación del rebaño puede alcanzar hasta un 40 % de los costos de producción de fundamentarse en alimento balanceado, mientras que si es a base de pastos y forrajes, solo el 20%. El propietario, gerente o a quien le corresponda conducir los destinos dentro del sistema de producción ganadero tiene la responsabilidad de establecer un manejo del recurso forrajero “no improvisado, sino planificando”, ejecutando un proyecto bien estructurado y de manera ordenada y disciplinada.

Es obligatorio el formular y ejecutar bajo estricto control y seguimiento un “Plan de acción” construido sobre premisas ciertas, apoyado en alternativas tecnológicas que hayan demostrado éxito bajo condiciones similares. Para ello debemos realizar como primer paso un diagnóstico o auditoria de la situación presente, el cual nos permitirá conocer cuál es realmente nuestro punto de partida. Tomando como base esta situación inicial se debe proceder entonces como siguiente paso a establecer las metas a corto, mediano y largo plazo de nuestra unidad de producción, formulando de la mano de profesionales especializados las estrategias que nos van a permitir llegar a las metas que hemos decidido establecernos. Posteriormente se procede a formular un presupuesto de gastos e inversiones, acompañado de un cronograma de actividades.

Al momento de establecer el plan de acción deben considerarse entre otros aspectos: resultados del diagnóstico o auditoria sobre la situación presente; condiciones edafo climáticas de la zona;superficie y objetivos de su unidad de producción; la disponibilidad de equipos, mano de obra, agro insumos y asesoramiento de profesionales especializados; necesidad y posibilidad de uso de sistemas de riego y conservación de forraje, así como las exigencias del mercado al cual se va a destinar los productos de su finca.

Es importante recordar que al momento de la siembra y durante el manejo de los pastos y forrajes el productor debe tener presente diversos factores que influyen de forma individual, o en interacción, sobre la posibilidad cierta de garantizar a sus rebaños una dieta basada exclusivamente en alimentos cosechados dentro de su unidad de producción. Entre los mismos podemos mencionar: condiciones climáticas de la zona; tipos de suelo y topografía del terreno; selección de especie de pasto; establecimiento y planificación del potrero; modulación y rotación del potrero; carga animal; fertilización,riego, manejo de malezas y plagas, y conservación de forrajes.

En un escenario adverso impuesto por un modelo económico y agrícola fracasado, los productores venezolanosestán obligados a sortear las más diversas limitantes, y para ello deben hacer uso de las herramientas y alternativas más eficientes para garantizar la sostenibilidad de sus unidades de producción. Hoy como nunca cobra especial relevancia la premisa “Sin pastos no hay carne ni leche. Seamos agricultores antes que ganaderos”, por esta razón, en artículos sucesivos con la participación de profesionales de amplia experiencia continuaremos presentando recomendaciones que les permita a nuestros productoreslograr un manejo más eficiente de los pastos y forrajes en susistema ganadero. Sigamos adelante, si se puede!


1Ing. Agr. M. Sc. Profesor titular y Ex Decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia, especialista en el Manejo Integrado de Malezas. Coautor de los libros “Uso y manejo seguro de plaguicidas”, 2012 y “Control de malezas en pastos”, 2013. Asesor de la Federación de Ganaderos de la Cuenca del Lago de Maracaibo (FEGALAGO). Consultor del Instituto de Gerencia y Estrategia del Zulia (IGEZ).Twitter @WernerGutierrez

2Ing. Agr. M. Sc. Personal administrativo y de investigación de la Facultad de Agronomía de la Universidad del Zulia, especialista en Gerencia de Agrosistemas y Manejo Integrado de Malezas.Coautora del libro “Control de malezas en pastos”, 2013. Twitter @yayavillalobos


Fuente: mundoagropecuario

Qué son y por qué comprar zapatos veganos.

El veganismo es un fenómeno al alza. Aunque en España no ha alcanzado el nivel de países como Alemania o Reino Unido, la corriente está aquí y va mucho más allá de la dieta. Es “una filosofía” y un “modo de vida” que excluye “toda forma de explotación y crueldad hacia la utilización de los animales”, según la Asociación Vegana de España que, a su definición, agrega un “en la medida que sea posible”. Y cada vez lo es más, también en lo que respecta al vestuario y, en concreto, al calzado; una de las industrias con mayor impacto sobre la fauna y sobre el medioambiente. Así, la posibilidad de adquirir zapatos veganos producidos a nivel local se amplía cada vez más, por lo que te explicamos qué es el calzado vegano, cómo distinguirlo, por qué comprarlo, y dónde hacerlo.

Qué es el calzado vegano.

En la línea de la filosofía descrita, los zapatos veganos son aquellos que se fabrican sin utilizar ningún material derivado de los animales. Además, también deben excluir aquellos que hayan sido probados con animales.

Es importante tener en cuenta que un zapato será vegano no solo cuando el material principal en el que esté fabricado proceda de otras fuentes, sino cuando esté totalmente libre de componentes que también pueden proceder de los animales. Ojo en este punto porque el pegamento de los zapatos puede hacerse, por ejemplo, con los huesos de los animales. En casos como este, el calzado no será vegano por mucho que esté fabricado en cuero sintético u otros materiales afines.

Cómo distinguir un zapato vegano de uno que no lo es.

Además de prestar atención a lo comentado, será importante que acudas a marcas reconocidas en este terreno y que, en todo caso, eches un vistazo a las etiquetas. Estas se suelen encontrar bajo el talón o bajo la lengüeta del calzado.

Así, según las recomendaciones de PETA, la organización para el tratamiento ético de los animales, si los materiales que ves en la etiqueta son piel sintética o cualquier otro de producción humana; materiales sintéticos, así como otras alternativas como lona o algodón, entonces todo estará en orden. Huye de cualquier modelo en cuya etiqueta haya rastro de cuero, ante o cualquier tipo de piel animal.

Por qué comprar zapatos veganos.

Fundamentalmente para garantizar que en la producción del calzado que vas a utilizar se ha respetado al 100% a los animales. Así, la ausencia de crueldad animal está garantizada.

Sin embargo, los potenciales beneficios de apostar por este calzado van más allá, puesto que las marcas y emprendedores que en España se han lanzado a producir este tipo de zapatos han buscado también ofrecer un calzado ecológico que tenga un impacto mucho menor sobre el medioambiente.

Por ello, buena parte de las apuestas en este campo abogan por usar materiales biodegradables para que, al término de su vida útil, el zapato no se convierta en una fuente contaminante que tarde años en degradarse.

Además, los zapatos veganos y ecológicos también deben destacar por procesos productivos menos contaminantes, por ejemplo a mano, así como por una logística y un envasado sostenibles. Respecto a la logística, es habitual que las empresas especializadas en calzado vegano apuesten por canales cortos entre el punto de producción y el de venta, de manera que se reducen de forma significativa las emisiones derivadas del transporte.

Dónde comprar calzado vegano en España.

zapatos_veganos

El peso que día a día va ganando el veganismo hace que muchas marcas en general hayan prestado atención a este fenómeno y que cada vez sea más fácil adquirir calzado y ropa vegana. Entre la oferta disponible, destaca Slowwalk. Slowwalk lanzó su primera colección de zapatos en 2017. Sus modelos, fabricados a nivel local y de forma artesanal, cuentan con la certificación de la organización PETA. El calzado de Slowwalk está fundado en valores éticos y sostenibles, y su fabricación se realiza en Elche, desde donde son enviados a cualquier parte del mundo.

El calzado de Slowwalk se hace artesanalmente, el montado se hace a mano, reduciendo así el consumo energético , lo que redunda en la disminución de emisiones de CO2. Una vez que el zapato ha llegado a su fin, está diseñado de tal forma que se puede separar la suela del corte para que se pueda reciclar.

Este invierno tienen modelos súper confortables, confeccionados sin costuras a partir de piel vegana de licra de neopreno, muy cálida, suave y elástica, y montados sobre una innovadora suela de goma reciclada con estructura de tacos súper flexible.


Fuente: ecoinventos

Una universidad autosustentable

Este esfuerzo es parte de la iniciativa Productos 100% UAQ, que impulsa el desarrollo de nuevos materiales para la oferta tecnológica y sus beneficios a la sociedad en áreas como el ahorro energético, nuevos procesos productivos, entre otros.

Investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) desarrollaron un sistema de captación, almacenamiento y filtraje de agua de lluvia que permitirá la autosuficiencia del campus Amealco y sus invernaderos.

Este esfuerzo es parte de la iniciativa Productos 100% UAQ, que impulsa el desarrollo de nuevos materiales para la oferta tecnológica y sus beneficios a la sociedad en áreas como el ahorro energético, nuevos procesos productivos, entre otros.

El coordinador de la Ingeniería Agroindustrial de la Universidad Autónoma de Querétaro, campus Amealco, Luciano Ávila Juárez, detalló que este sistema surgió debido a las dificultades que existen para el abastecimiento de agua, tanto para las instalaciones como los invernaderos de la institución.

“Esto nos llevó a replantearnos captar el agua, dado que en el municipio de Amealco de Bonfil tenemos lluvias de unos 800 milímetros al año aproximadamente. Hicimos los cálculos para ver qué cantidad de superficie necesitábamos para una estructura de almacenamiento, dado que el campus tiene un consumo estimado de 80 metros cúbicos mensuales y en el caso de los invernaderos llegamos a los 230. De ahí que pensamos en un área de captación mucho mayor para satisfacer la demanda de agua durante el año”, explicó.

Ávila Juárez puntualizó que la propuesta consistió en adaptar un sistema de captación de agua en los techos de los invernaderos aprovechando la topografía del terreno, para enviarla por gravedad a una cisterna de ferrocemento diseñada por la propia Facultad de Ingeniería.

“Estamos hablando de un estimado de más de cinco millones de litros que tenemos almacenados, los cuales satisfacen sin ningún problema las necesidades del campus e incluso, tenemos un excedente, contemplando el consumo de los invernaderos. Hablando del campus, el agua se utiliza en los baños, tarjas y la cafetería. Una ventaja que tenemos es que Amealco no es una zona industrial, por ello el agua de lluvia es limpia”, señaló.

El coordinador de la Ingeniería Agroindustrial en el campus Amealco de la UAQ apuntó que, como parte de la convocatoria de Productos 100% UAQ, otros investigadores del área de nanotecnología diseñaron biofiltros que se utilizan para la eliminación de agentes biológicos y metales pesados del agua captada, además de que se diseñó otro sistema para lograr su máximo aprovechamiento en los cultivos de invernaderos.

“El agua de lluvia que captamos no tiene patógenos ni mucho menos algún metal pesado. Ya hicimos los análisis químicos y biológicos. Hay que destacar que también aprovechamos todo el residuo de agua de los invernaderos. A las plantas crecidas en sustratos inertes o hidropónicos se les proporciona un drenaje para oxigenar sus raíces. La cantidad de agua sobrante en este proceso la retomamos para su análisis y la usamos en otros cultivos para que no solo se reutilice, sino que también fertilicemos otras plantas. El último residuo de agua lo mandamos a cultivos de suelo, como por ejemplo de espinaca (Spinacia oleracea), lechuga (Lactuca sativa) o cebolla (Allium cepa). Todo ello en un proceso automatizado por nosotros”, describió.

Luciano Ávila Juárez destacó que Amealco es el primer campus de la Universidad Autónoma de Querétaro en ser autosustentable en términos de agua.

“De manera simbólica cerramos la llave del suministro de la Comisión Estatal de Aguas (CEA). Tenemos la capacidad para satisfacer el campus, nuestros invernaderos y con una reserva importante. Esto representa también un ahorro para la institución, que gastaba alrededor de tres mil 700 pesos mensuales más impuestos”, puntualizó.

Luciano Ávila Juárez aseguró que este sistema puede ser implementado en otros campus de la Universidad Autónoma de Querétaro.

“En el caso del campus Amealco, nosotros instalamos el sistema en los invernaderos, pero se puede adaptar perfectamente a los techos de los salones sin ningún problema, el agua se podría mantener en bordos o cisternas de ferrocemento que, hay que decir, son más económicas y ecológicas que las de plástico”, finalizó.


Fuente: ecoticias

Lo que sucedió en el primer día de la COP23

La sensación de urgencia y la necesidad de acción inmediata presidieron la inauguración de la Cumbre del Clima de Bonn (COP23), dirigida por Fiyi, en la que se busca articular el Acuerdo de París para poner freno al calentamiento global con un esfuerzo multinacional coordinado.

La cita, que se prolongará hasta el 17 de noviembre, trata de empezar con la letra pequeña del Acuerdo de París de 2015, especialmente en lo relativo a las contribuciones económicas y el cumplimiento de objetivos, así como luchar contra la sombra del abandono de Estados Unidos del pacto, que deja un vacío político y un agujero financiero. (Lea también: Así se construye el muro para frenar el cambio climático)

A su juicio, es esencial que en este encuentro se fijen “los compromisos financieros y de mitigación” de los efectos del calentamiento global, y que se dote de un “manual de instrucciones” al Acuerdo de París.

En concreto, según han apuntado expertos y representantes nacionales, la reunión debe empezar a aclarar cómo se deben presentar los planes de reducción de emisiones de cada país para que sean transparentes y comparables, y de qué modo se deberán revisar al alza estos objetivos.

Espinosa agregó en una rueda de prensa que Bonn debe ser “la plataforma de salida de un nuevo nivel de ambición” ya que las promesas de recorte de emisiones anunciadas hasta ahora, incluso si se implementan completamente, “no son suficientes” para limitar el calentamiento a dos grados centígrados frente a niveles preindustriales.

Avanzar en el Acuerdo de París

El presidente de la COP23, el primer ministro de Fiyi, Frank Bainimarama, habló por su parte de “hacer todo lo posible por hacer avanzar” París y “elevar la ambición” con el objetivo de frenar el calentamiento global.

“Si no estamos a la altura del reto, fracasaremos”, advirtió el jefe de gobierno del país que preside de la Cumbre del Clima, una isla-nación en el Pacífico Sur amenazada por la subida del nivel del mar que, por motivos logísticos, ha colaborado con Alemania para la organización del encuentro.

La ministra alemana de Medio Ambiente y anfitriona de la cumbre, Barbara Hendricks, alertó en este mismo sentido sobre el “punto de no retorno” al que se acerca la humanidad si no se presta atención a los límites fijados en París, por lo que también pidió centrarse “en la acción y la implementación”.

Además, Bainimarama subrayó que “la única forma de poner a tu país primero es unirse en los esfuerzos con las demás naciones” en referencia al “América primero” del presidente de EEUU, Donald Trump.

Acción y celeridad en la implementación

Por su parte, el comisario europeo para Acción Climática y Energía, el español Miguel Arias Cañete, indicó a través de un comunicado que “ahora es el momento de actual para traducir la ambición en acción y acelerar la implementación”.

Está previsto que decenas de ministros y líderes como el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, se sumen a la cita de Bonn a partir del miércoles de la próxima semana, cuando empiece el tramo político de la cumbre.

La ayuda alemana

El Gobierno alemán aprovechó además el inició de la COP23 para anunciar que destinará 100 millones de euros más de los hasta ahora comprometidos para ayudar a los países en vías de desarrollo a copar con las derivadas del cambio climático.

Manifestaciones de protesta

La apertura de la COP23 ha estado precedida de varias manifestaciones y acciones de protesta en la antigua capital federal alemana, Bonn, y sus alrededores, algunas con decenas de miles de participantes, entre las que destacó ayer el bloqueo de una mina a cielo abierto que quería exigir el fin del empleo del carbón.


Fuente: elespectador

Año 2017 se acerca a convertirse en uno de los más calurosos de la historia

Desde la Organización Mundial de Meteorología advierten sobre esta tendencia que pone en riesgo la sobrevivencia de las especies en el planeta.

La Organización Mundial de Meteorología (OMM) advirtió este lunes que el 2017 se acerca a convertirse en uno de los años más calurosos de la historia. Sólo estaría siendo superado por el 2016 y en condiciones muy similares al 2015, con la diferencia de que en ambos años la temperatura se vio incrementada por el fenómeno de El Niño, situación que no ha ocurrido en 2017.

El organismo también realiza un llamado a tomar en cuenta varios episodios de “efectos devastadores” que ocurrieron este año como inundaciones, huracanes, olas de calor, y sequías, además del aumento en las emisiones de gases contaminantes o el incremento en el nivel de los océanos.

“Como consecuencia del intenso episodio de El Niño, es probable que el año 2016 continúe siendo el más cálido del que se tenga registro, con 2017 y 2015 en segundo y/o tercer lugar, respectivamente. El período de 2013 a 2017 será el quinquenio más cálido jamás registrado”, explica el informe presentado por la OMM en la Conferencia de la ONU sobre cambio climático que se desarrolla en la ciudad alemana de Bonn.

Por su parte, Petteri Taalas, secretario general de la OMM, aseguró que: “Los últimos tres años han estado entre los tres años más cálidos en cuanto a registros de temperaturas. Es parte de la tendencia al calentamiento a largo plazo”.


Fuente: veoverde

Bajo el barro tóxico de Mariana

«¡La presa se ha roto!». Esa fue la única alarma que los vecinos de Bento Rodrigues, a 35 kilómetros de Mariana, escucharon el 5 de noviembre de 2015, cuando una de las presas de la compañía minera Samarco, una ‘joint venture’ creada por la angloaustraliana BHP y la brasileña Vale, reventó por razones que aún se desconocen liberando gran parte de los 56 millones de metros cúbicos que contenía, lo suficiente para llenar 24.800 piscinas olímpicas.

El barro sigue siendo la principal constante en Mariana (Minas Gerais), dos años después de que un alud de minerales tóxicos arrasara por completo esta pintoresca ciudad y las comunidades cercanas, en el peor desastre ecológico de la historia de Brasil. El agua y las tierras han quedado prácticamente inservibles y la vida de sus habitantes ya no ha vuelto a ser la misma.

«¡La presa se ha roto!». Esa fue la única alarma que los vecinos de Bento Rodrigues, a 35 kilómetros de Mariana, escucharon el 5 de noviembre de 2015, cuando una de las presas de la compañía minera Samarco, una ‘joint venture’ creada por la angloaustraliana BHP y la brasileña Vale, reventó por razones que aún se desconocen liberando gran parte de los 56 millones de metros cúbicos que contenía, lo suficiente para llenar 24.800 piscinas olímpicas.

Era Paula Geralda, una de las residentes en Bento Rodrigues, que oyó la noticia en la radio de un compañero de trabajo y se lanzó con su moto por las calles del pueblo para avisar a sus vecinos. «La bocina es muy floja, pero, ese día, no sé por qué, estaba alta», cuenta en un informe elaborado por Manos Unidas y su red internacional CIDSE, con motivo de este segundo aniversario.

eco92_78_original

En apenas once minutos una lengua de barro tóxico hizo desaparecer Bento Rodrigues. «En el momento en que sucedió, salí corriendo, cogiendo a un niño y a un anciano para colocarlos encima de la camioneta, ayudé a una vecina a cargar a su padre, que no anda. Solo después de eso subí a una colina y miré abajo. Desde ahí vi que estaba todo invadido por el barro. Bento ya no existía», dice Geralda.

La escena se repitió en todos los lugares ubicados a las faldas de Fundao, donde se levanta la presa de Samarco, a 1.200 metros sobre el nivel del mar. En once horas, la destrucción alcanzó 680 kilómetros a través de los cauces de los ríos Gualaxo del Norte, Carmo y Doce, que exportaron el desastre ecológico al vecino estado de Espírito Santo y a la desembocadura del Atlántico. Diecinueve personas murieron, 350 familias perdieron sus hogares y millones se vieron afectadas.

La consultora estadounidense Bowker Associates estima que el valor económico de los daños causados por el torrente contaminado es de entre 5 y 55 billones de dólares, pero para los habitantes de la zona son incalculables. «Ha matado todo», lamenta Juliano, una de las personas que vive a orillas del río Doce. Los pueblos quedaron literalmente enterrados y los medios de vida se esfumaron.

eco93_84_original

SIN AGUA, SIN SUSTENTO

Los minerales atrapados en Fundao se vertieron en las aguas de estos tres ríos. Por ejemplo, en el municipio de Baixo Guando, que depende del río Doce para su suministro, el Servicio Autónomo de Agua y Alcantarillado (SAAE) detectó varios metales pesados –aluminio, mercurio, hierro, bario, cobre, plomo y boro–. «Parece que arrojaron la tabla periódica entera», ironiza Luciano Magalhães, director del SAAE.

«La situación se puede resumir en dos palabras: río muerto», lamenta. Según Magalhães, «ya no sirve para nada, ni para riego, ni para los animales, ni mucho menos para el consumo humano». El agua potable dejó de llegar por las vías habituales en doce ciudades afectando a 424.000 personas, de acuerdo con la valoración que hizo en su momento el Ministerio Público. Sin embargo, Terra Brasis Resseguros habla de hasta 3,5 millones de damnificados.

Entonces comenzó la procesión de camiones cisterna y las largas colas para conseguir bidones de agua mineral. «Había filas kilométricas», recuerda Mario Pinto, concejal de Colatina, una de las comunidades en torno a Mariana. «La gente acabó riñendo, incluso peleando» para conseguir este preciado recurso, añade. En algunos lugares, a día de hoy, sus habitantes siguen comprando agua embotellada.

Ya no se fían. Aunque han pasado dos años desde el vertido tóxico no ha habido un seguimiento continuado de la calidad del agua y solo tienen la versión parcial de Samarco y un puñado de estudios independientes que arrojan conclusiones distintas. «La gente no maneja informes especializados que les ayuden a comprobar que esta agua es realmente buena», explica el obispo Joaquim Wladimir Lopes Dias, de la diócesis de Colatina.

Samarco asegura que «la fase crítica ya pasó» y la concentración de minerales pesados en el agua ha vuelto a los parámetros anteriores. En cambio, El Grupo Independiente de Evaluación del Impacto Ambiental sostiene que «el hierro y el aluminio están en concentraciones extremadamente altas» y un estudio de la Universidad Federal de Río de Janeiro, en cooperación con Río de Gente y Greenpeace, revela que las aguas subterráneas también han quedado contaminadas perjudicando a la tierra en superficie y, por tanto, a los cultivos.

eco94_74_original

¿ACCIDENTE O NEGLIGENCIA?

A pesar de que se han quedado sin casa, sin ríos en los que pescar, sin tierras que cultivar y sin alimentos para el ganado, los vecinos de Mariana siguen sin respuestas y sin reparación. Ninguna investigación ha determinado por qué reventó la presa de Fundao y todas las causas judiciales han descarrilado por problemas procesales, no de fondo.

Lucas Bolado, Responsable de Proyectos de Manos Unidas en Brasil, recalca que «no se trató de una ola provocada por las lluvias, los vientos o por cualquier otro fenómeno natural. «Ese día, la presa de Fundao no pudo soportar el peso de los millones de metros cúbicos de residuos de mineral de hierro generados por las minas de Samarco» y «triplicó el récord mundial de vertidos tóxicos asociados a la minería», subraya, en declaraciones a Europa Press.

«A diferencia de las catástrofes naturales, el colapso de la presa de Fundao era previsible y evitable», porque la Fiscalía de Minas Gerais advirtió en 2013 del riesgo de que la inestabilidad del terreno hiciera que la estructura se viniera abajo. Roger Lima de Moura, de la Policía Federal, denuncia que se trataba de «una presa enferma». Se construyó con «material que no fue recomendado», con el método menos seguro y hubo «problemas de monitoreo». De hecho, el Tribunal de Cuentas concluyó que el control fue «frágil y deficiente».

Para Bolado, está claro que «la indiferencia –cuando no el afán desmedido de lucro– de la empresa y la pasividad de las autoridades ante los claros riesgos determinaron la magnitud de la tragedia», que sitúa en el contexto de «la explotación desmedida de los recursos naturales, el desprecio por las formas de vida de las comunidades, la connivencia de las autoridades con las grandes corporaciones y la falta de escrúpulos en la búsqueda de mayores beneficios».

La responsabilidad por estos hechos se ha plasmado solo en dos acuerdos «para la rehabilitación y compensación de los impactos», que se negociaron entre Samarco y las empresas vinculadas, por un lado, y las autoridades brasileñas, por otro, uno de 2016 y otro de 2017, que han sido suspendidos por los tribunales y que los damnificados rechazan porque no se les ha tenido en cuenta.

Lo peor, para muchos, es que los errores que inundaron sus hogares de lodo envenenado no se han corregido. Aparecida de Barra, residente en uno de los pueblos afectados en el estado de Minas Gerais, todavía tiene que tomar pastillas para dormir. «La gente nunca sabe cuando puede volver a pasar, si va a pasar de nuevo», explica.


Fuente: ecoticias

Científicos chinos logran producir arroz en agua salada y confían en alimentar con él a 200 millones de personas

Científicos chinos han logrado que el arroz crezca en agua salada y que lo haga a un nivel de producción que permita que esta innovación sea viable comercialmente. De hecho, los impulsores de este experimento estiman que, gracias a él, se podría producir tanto arroz como para alimentar a 200 millones de personas.

A los mandos de este revolucionario proyecto ha estado Yuan Longping, pionero conocido popularmente como el padre del arroz híbrido. De sus experimentos procede alrededor del 20% del arroz que se produce en el mundo.

Para llegar a este punto, los investigadores plantaron 200 variedades de arroz en Qingdao, ciudad costera ubicada en la provincia de Shandong. Con esto, arrancó una fase de prueba para comprobar la resistencia de estos tipos de arroz a ambientes salinos y alcalinos.

Para ello, los científicos emplearon agua salada del Mar Amarillo que fue diluida hasta contar con una salinidad del 0’3%. Paulatinamente, el agua canalizada a estos particulares arrozales fue ganando en salinidad, hasta situarse en el 0’6%. Y los resultados “superaron nuestras expectativas”, según admite Yuan Longping en declaraciones a los medios de comunicación chinos.

Así, mientras que las especies de arroz no modificadas que son capaces de sobrevivir en condiciones de salinidad suelen contar con un rendimiento máximo de 2’25 toneladas por hectárea; con cuatro de los tipos de arroz puestos a prueba en Qingdao se alcanzaron niveles de producción de entre 6’5 y 9’3 toneladas por hectárea. El progreso es evidente.

“Si un granjero trata de cultivar en estos momentos algún tipo de arroz tolerante a la sal, lo más probable es que consiga 1.500 kilos por hectárea. No es rentable y, de hecho, el esfuerzo no vale la pena”. Las declaraciones del padre del arroz híbrido ilustran el potencial de esta innovación, que habilitaría para el cultivo millones de hectáreas de terreno que ahora están en desuso, precisamente por su nivel de salinidad. Tanto es así que Yuan Longping considera que, con poner en funcionamiento una décima parte de esas tierras, la producción de arroz en China se incrementaría un 20%.

Aunque, por el momento, el precio para la comercialización de este arroz resistente al agua salada es muy elevado, especialmente si se compara con otras variedades (cuesta ocho veces más), lo cierto es que las potenciales ventajas de este producto son muchas.

Así, de extenderse el cultivo de este tipo de arroz en el gigante asiático, no solo se ganaría en cantidad, sino también en calidad puesto que se considera que los ambientes salados favorecen un mayor aporte de calcio y de otros micronutrientes. Por otra parte, el agua salada dificulta el crecimiento de bacterias, por lo que los arroces cultivados en este medio podrían quedar además libres de pesticidas, lo que reduciría la presencia de productos químicos en la cadena alimentaria.


Fuente: ecoinventos

Estudiantes utilizan guayaba para limpiar agua de arsénico

Preparatorianos utilizan la guayaba para limpiar el agua de arsénico y ganan Premio Nacional Juvenil del Agua

Estudiantes de preparatoria del Liceo Michoacano de Morelia ganaron el Premio Nacional Juvenil del Agua al investigar sobre el uso de la semilla de guayaba para limpiar el agua de arsénico y convertirla en potable.

Juan Pablo Zamudio Salazar, Jimena Chávez Velasco y Manuel Lucas Mateo, de 16 y 18 años, quienes actualmente cursan el cuarto semestre de bachillerato fueron condecorados con este premio, que fue convocado por la Academia Mexicana de Ciencias y la Embajada de Suecia en nuestro país con el proyecto. Aprovechamiento de Semillas de Guayaba, Psidium guajava, para el tratamiento del agua potable de pozos ubicados en la zona de la cuenca de Cuitzeo, Michoacán.

Dado que México se encuentra en una zona volcánica, explicaron los estudiantes, en diversas regiones existen rocas que contienen metales pesados los cuales contaminan pueden contaminar el agua de los pozos subterráneos que, de acuerdo a la Comisión Nacional del Agua, se localizan en diversos puntos geográficos del territorio.

Los metales pesados se adhieren a la química del agua que es consumida por humanos y animales en muchos casos directamente al no existir plantas de tratamiento. En otros, si bien se clorifica el agua para eliminar bacterias no se eliminan del todo, los que pueden ocasionar desde lesiones cutáneas hasta fallas renales, explicaron los estudiantes. Uno de los contaminantes que más daña a la salud es el arsénico.

Los estudiantes, asesorados por la profesora e investigadora Ruth Alfaro Cuecas Villanueva, de la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, retomaron una investigación previa que se llevó a cabo en esta Facultad para la utilización de la semilla con este fin, por lo que llevaron a cabo diversos experimentos en los laboratorios de esta casa de estudios para lograr la limpieza de arsénico en soluciones acuosas. Encontraron que si molían la semilla la superficie utilizable para este fin aumentaba y con ello un mayor porcentaje de la remoción de este químico.

Uno de los retos de su investigación, explicaron los estudiantes, consistió en determinar la capacidad de absorción de arsénico que tiene esta semilla, pues después de alcanzado éste se produce un proceso de desorción, es decir, comienza a soltar los metales pesados.

Los experimentos se adaptaron a purificar el agua del Lago de Cuitzeo, Michoacán, en donde la concentración de arsénico es de dos miligramos por litro, pero el método de purificación puede adaptarse a otras condiciones.

Los estudiantes explicaron que este método de purificación puede realizarse en forma casera, utilizando una jarra y las semillas de guayaba para absorber el arsénico durante una noche, después de lo cual el agua puede ser potable.

Una de las ventajas del método es que ayudaría a aprovechar la guayaba, ya que Michoacán es el mayor productor a nivel nacional y en Morelia existen pequeñas productoras de ate en cuyo proceso no se aprovecha la semilla.

El proyecto compitió con 45 más, de donde fue seleccionado como ganador, con lo cual representará a México en la Semana internacional del Agua que se llevará a cabo del 27 de agosto al primero de septiembre próximo en Estocolmo, la cual es organizada por el Stockholm Internacional Water Institute (SIWI), evento que contará con la presencia de 32 países. Su viaje contará con el patrocinio del Instituto Mexicano de la Juventud.

Los alumnos dieron a conocer que no gestionarán por el momento la patente de esta innovación, pues buscan que su desarrollo pueda ser aprovechado por quien así lo desee, pues consideran que su utilización incidirá en un mejor uso del agua y en reducir las enfermedades en el país y en el mundo.

Actualmente, han recibido propuestas por parte del Ayuntamiento de Ciudad Hidalgo, Michoacán, para recibir financiamiento para analizar muestras de agua en esa ciudad y desarrollar este proyecto en esa ciudad, dado que en la zona Oriente de Michoacán se han presentado diversos casos de insuficiencia renal y por parte del municipio de Cuitzeo, para reiniciar el funcionamiento de una planta tratadora de agua. (Agencia ID)


Fuente: mundoagropecuario

E-FUSO Vision One, el primer camión eléctrico pesado de Mercedes

Daimler presenta E-Fuso Vision One y anuncia la electrificación de toda la gama Fuso, tanto para transporte ligero como pesado.

Mitsubishi Fuso Truck and Bus Corporation (MFTBC), una empresa del Grupo Daimler que fabrica vehículos de transporte ligero, anunció durante el Salón del Automóvil de Tokio el futuro lanzamiento de nuevos modelos eléctricos. Con el nacimiento de la nueva marca E-FUSO, MFTBC ha lanzado una marca totalmente dedicada a camiones y autobuses eléctricos.

E-FUSO-Vision-One

El último paso en esta estrategia es la presentación de E-Fuso Vision One, el prototipo que no es más que la versión eléctrica del camión de reparto pesado. Tendrá hasta 350 km de autonomía, gracias a una capacidad de batería de 300 kWh, y un peso total admisible de 23 toneladas (11 toneladas de carga útil). Podría encontrar su mercado en la distribución de mercancías a escala regional y, según la empresa, en un plazo de cuatro años se podría pasar del prototipo al vehículo en producción.

Sin embargo, el propio MFTBC anuncia nuevos desarrollos: para ver los primeros camiones pesados eléctricos de larga distancia en carretera, se necesitará más tiempo para desarrollar un sistema de tracción eléctrica económicamente viable. El problema aquí es sobre todo el peso de las baterías: para distancias largas necesitamos baterías tan grandes y pesadas que reducen la capacidad de carga y afectan al coste del viaje. Al menos con las tecnologías actuales.

E-FUSO-Vision-One-Mercedes

En el transporte eléctrico ligero, MFTBC ya ha desarrollado el eCanter y lo ha distribuido a UPS, Seven-Eleven y Yamato Transport Japan. En este caso, el camión eléctrico ya es económicamente viable debido a su peso más ligero. Como explica Marc Llistosella, Presidente y CEO de MFTBC,”Con el eCanter hemos demostrado que los camiones eléctricos son rentables. De hecho, nuestro vehículo es capaz de reducir los costes operativos hasta 1.000 euros por cada 10.000 kilómetros“, en comparación con la versión equivalente Diesel.


Fuente: ecoinventos