La cáscara de maní, un activo bioenergético

Los Cavigliasso, dueños de Prodeman en Córdoba, son productores y exportadores de la oleaginosa. Ahora, dan un paso más: obtendrán energía a partir de las vainas.

Juan I. Martínez Dodda

La empresa cordobesa Prodeman hace unos años ideó la manera de darle uso a la vaina que envuelve al maní, que era un desperdicio para la industria y que ellos, ahora, convierten en energía. Con ella, no sólo abastecen parte del proceso industrial, sino que pueden llegar hasta a 12.000 hogares en forma de bioelectricidad.

“Mi papá nunca se imaginó todo esto, hoy hay cosas que no puede creer, como el tamaño al que llegó la empresa y tampoco que estemos vendiéndole a China, Japón y los países más importante de Europa”, contó Gustavo Cavigliasso, vicepresidente de Prodeman, a Clarín Rural.

SyeHaRwTb_720x0Una vista panorámica de la fábrica Prodeman. Allí se procesan 140.000 toneladas de maní con vaina y se obtienen 50.000 toneladas con cáscara.

Lo que seguro tampoco hubieran imaginado los Cavigliasso fundadores, Oscar (padre de Gustavo, Marcela, Guillermo e Ivana), Aldo y Delmo cuando a mediados de los años 80 arrancaron con el maní como un “hobbie agronómico”, es que producirían electricidad con cáscara de maní a partir de 45.000 hectáreas que implantan cada año.

De las 140.000 toneladas con vaina que cosechan anualmente, luego de ser procesadas quedan unas 50.000 toneladas de cáscara. Procesan a un ritmo de 1.000 toneladas diarias de maní con cáscara para obtener unas 600-650 toneladas de grano.

“Todo surgió para empezar a administrar un recurso que era un residuo industrial, la biomasa de cáscara del maní que queda fruto del proceso de la obtención del grano”, explicó Jorge Ciravegna, coordinador de la Planta Generadora de Energía de Prodeman.

HysLaCvTZ_720x0Jorge Ciravegna es el coordinador de la planta de energía.

Hasta ahora la cáscara se tiraba, se enterraba, se daba a feedlots, o se llevaba a otros lugares para producir calor y usarlo en aceiteras como combustible. Pero lo cierto es que no había un uso concreto para grandes cantidades.

“No hay en el mundo otra planta que funcione pura y exclusivamente en base a cáscara de maní para generar bioenergía sin la intervención de ningún combustible fósil u otra biomasa”, destacó Ciravegna. Cambiaron un pasivo ambiental por un activo energético.

La cáscara llega a una caldera donde se quema para transformar energía calórica en eléctrica.

B19vpAwT-_720x0Una cinta que transporta el grano sin cáscara.

¿Cómo? Al quemar la cáscara se transforma en vapor de agua de alta presión (a 480°C). Ese vapor se conduce a una turbina que produce energía mecánica de rotación que, con el acople a un generador, se termina transformando en energía eléctrica.

La construcción de la planta demandó una inversión de alrededor de 20 millones de dólares. Con 10 megavatios de capacidad de producción la planta de Prodeman es la más grande de Argentina. El propio funcionamiento de la usina consume 10 por ciento (1MW/h).

La industrialización del maní demanda 25% (unos 3 MW/h), mientras que el 65% restante queda disponible para inyectarse al Sistema Eléctrico Nacional, a través de la Cooperativa Eléctrica de General Deheza, a 10 kilómetros de la planta.

B1wdTCw6W_720x0Gustavo Cavigliasso es el vicepresidente de la firma.

“Estamos en un periodo de prueba con el objetivo de ser aprobados para participar del RenovAr 2, y así firmar un contrato de vinculación con el Estado que nos permita inyectar toda la energía que producimos en el sistema interconectado nacional”, contó Ciravegna.

RenovAr es el programa del Ministerio de Energía y Minería, que contempla la licitación de emprendimientos vinculados a bioenergías, del cual ya hubo dos ediciones y los pliegos de oferta de esta tercera se presentaron hasta el jueves de esta semana.

“La situación es favorable para estos proyectos con tarifas que permiten que sean amortizables con contratos a 20 años”, opinó Ciravegna.

Con el autoabastecimiento, la empresa se ahorraría el costo de 17.000 MWh al año. No obstante, el Estado exige que siga comprando toda la energía que consume. Por supuesto, pagándola a igual o menor precio del que vende la bioenergía producida. Digamos, para salir empatados.

HkdF6RDT-_720x0Un técnico monitorea la calidad del cultivo en crecimiento.

Hace tiempo que Prodeman tomó nota de la necesidad de agregar valor. “La idea de mi padre y de mi tío siempre fue que todo el maní que iba hacia Europa se terminara en un producto cerrado desde acá, fuimos aprendiendo de los errores y creciendo hasta hoy que tenemos certificaciones europeas que nos abren puertas en distintos mercados”, explicó Gustavo Cavigliasso.

El 80- 90% de la producción de Prodeman se exporta a granel como maní confitería, blancheado, tostado, frito, maní con chocolate, maní con chocolate blanco, garrapiñada y aceite de maní a todos los continentes, pero principalmente a Europa.

Actualmente, de las 70.000 toneladas que exportan por año, un 20% es elaborado, aunque el objetivo a siete años es trepar al 70% con unas 50.000 toneladas elaboradas. Para eso se está invirtiendo en otro sector de valor agregado.

S1w56CPaW_720x0Guillermo Cavigliasso gerencia la producción a campo.

Abocados a la exportación, los Cavigliasso no se desentienden del mercado interno. “El consumo de maní en Argentina no es fuerte, por eso nosotros estamos trabajando en la difusión y a lo que apuntamos con nuestra marca propia, Maní King desde 2010, que el producto se quede acá”, cerró Cavigliasso.

Para Prodeman la decisión de producir bioenergía significa un mojón en la historia de esta empresa familiar. “Es un proyecto fantástico y lo interesante es que generamos energía cerca de los centros de consumo, a diferencia por ejemplo de parques eólicos que después tienen que trasladarla”, se entusiasmó Cavigliasso.

La Argentina, en el mapa mundial del maní

Argentina es el primer exportador mundial de maní. Según la Cámara Argentina del Maní (CAM), en 2016 ingresaron 800 millones de dólares por ventas al exterior.

Para la campaña 2016/17 se cosecharon 1,25 millones de toneladas de maní en vaina/caja. Lo que representa un aumento del 10% respecto de las 876.000 toneladas de la campaña pasada.

No obstante habrá una menor oferta exportable dado que no hay stock acumulado de la campaña precedente.

Todo esto, pese a las inundaciones, que complican y mucho un cultivo que tiene su fruto enterrado y se extrae en tres pasos: arrancado, oreo y posterior cosecha.

La provincia de Córdoba es la meca de esta economía regional. Según la CAM el sector está compuesto por 25 empresas (2 en Salta y el resto en Córdoba) entre Pymes y cooperativas y dos empresas de capitales extranjeros. La mitad de las exportaciones son realizadas por 3 empresas: Aceitera General Deheza (AGD), Prodeman y Olega.


Fuente: mundoagropecuario

Trump busca eliminar importante plan medioambiental de Obama

Su gobierno comenzará el proceso de eliminación del Plan de Energía Limpia del ex presidente que buscaba reducir las emisiones de gases contaminantes.

Donald Trump ha vuelto a demostrar su nula preocupación por el cuidado del medioambiente. El gobierno del Presidente republicano ha anunciado que derogará un importante plan de Barack Obama que buscaba regular las emisiones de gases de efecto invernadero, conocido como Plan de Energía Limpia (CPP).

La idea de Obama era que las centrales debían reducir en un 32 por ciento sus emisiones de gases contaminantes para el año 2030, respecto a los valores de 2005. Esto afectaría a 1.600 plantas en todo el territorio y las más contaminantes hubiesen tenido que cerrar.

El director de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), Scott Pruitt, adelantó que firmaría la propuesta para retirar el programa impulsado por el gobierno anterior. “Este es el mensaje del presidente: la guerra del carbón ha terminado”, señaló Pruitt en conferencia de prensa.

Durante la última administración, la EPA había adelantado que el Plan de Energía Limpia podía prevenir de 2.700 a 6.600 muertes prematuras y de 140 mil a 150 mil ataques de asma en niños.

Con este anuncio, Donald Trump ha vuelto a poner los intereses económicos por delante del cuidado del planeta y el respeto por el medioambiente, lo que se suma al criticado retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París durante este año. ¿Qué opinas de este anuncio?


Fuente: veoverde

Suiza advierte a EE.UU. de más desastres naturales si no pone alto al carbón en su economía

Doris Leuthard, presidenta de turno de la Confederación Helvética, sostuvo que eventos como el huracán Harvey que afectó a Houston se presentarán “más y más” si no se hace frente a acciones para disminuir las emisiones de CO2.

La presidenta de turno de la Confederación Helvética, Doris Leuthard, advirtió este lunes a EE.UU. que seguirá sufriendo desastres naturales como el ocurrido con el huracán Harvey en Houston (Texas) si no actúa para hacer frente al cambio climático y descarbonizar su economía.

EE.UU. ya tiene experiencia con esto, con Katrina (en 2005), que fue el comienzo de una discusión sobre cómo los huracanes impactan en la economía. Si uno solo espera, el precio a pagar será mucho más alto que cuando actúa para disminuir las emisiones de CO2“, señaló Leuthard en un encuentro con medios extranjeros.

“EE.UU. lo sabe desde hace muchos años”, recalcó y pese a ello ese país es “aún el mayor emisor junto con China”, dijo.

“Si no descarbonizas la economía tendrás más y más eventos (naturales) de este tipo y los daños para las familias aumentarán y las aseguradores ya no querrán pagar tan fácilmente”, sostuvo Leuthard, quien dijo no obstante que depende de los estadounidenses, de la Cámara de Representantes y del presidente de EE.UU., Donald Trump, analizar estos hechos y actuar.

En cuanto a la salida de EE.UU. del Acuerdo de París, Luethard admitió que sin ese país los objetivos serán “más difíciles de alcanzar” en 2050, pero a la vez minimizó el impacto al asegurar que los casi 200 países que han ratificado el pacto seguirán adelante y que la Presidencia de Trump no durará décadas.

No creo que el presidente será presidente durante los próximos 30 años, de manera que ahí hay también una esperanza de que eso cambie” la estrategia de EE.UU. respecto al cambio climático, dijo.

Estados Unidos, tras notificarlo formalmente en agosto a la ONU, se desvinculará del pacto el 4 de noviembre de 2020.

La salida de EE.UU. del Acuerdo de París tendrá impacto sobre todo en la financiación de la lucha contra el cambio climático, especialmente para los países en vías de desarrollo, dijo la presidenta suiza.

Según el Acuerdo, el compromiso radica en lograr que para 2025 se movilicen 100.000 millones de dólares anuales, aunque se fija una revisión al alza para antes de ese año.

De acuerdo con Leuthard, “no es posible” que los demás países aumenten sus contribuciones, por lo que habrá que implicar más al sector privado y al Banco Mundial (BM).

En cuanto a los países emergentes, entre ellos Brasil, cuyo Gobierno recientemente cedió a la presión social y paralizó los efectos del decreto que abre una reserva amazónica a las empresas de minería, Leuthard consideró que ese país debe cumplir los requisitos sobre la protección de las selvas y pensar también en la erosión.


Fuente: elespectador

Filipinas se acerca a autorizar el Arroz Dorado para combatir la deficiencia de Vitamina A

El polémico “arroz dorado”, un arroz genéticamente modificado para producir altos niveles de betacaroteno y que puede ayudar a aliviar la deficiencia de vitamina A en países en desarrollo, se acerca a lograr su autorización comercial en Filipinas. A pesar de la oposición de ONGs ecologistas y activistas anti-transgénicos, países como Bangladesh ya finalizaron ensayos de campo avanzados demostrando la seguridad y utilidad de este arroz, y en Filipinas ya dos entidades públicas enviaron los estudios de bioseguridad al gobierno para solicitar su autorización comercial.

Después de más de una década de rigurosas pruebas científicas y extensos ensayos de campo en medio de la oposición de grupos anti-transgénicos, el famoso “arroz dorado” se está acercando al mercado de Filipinas.

Si se aprueba una solicitud de permiso de bioseguridad, la tan esperada variedad de arroz transgénico biofortificado en betacaroteno (pro-vitamina A) puede finalmente encontrar su camino hacia las mesas de las familias filipinas y ayudar a resolver los graves problemas de salud asociados con la deficiencia de vitamina A.

El 28 de febrero de 2017, el Instituto Internacional de Investigación del Arroz (IRRI) y el Instituto Filipino de Investigación del Arroz (PhilRice) presentaron una solicitud de permiso de bioseguridad al Departamento de Agricultura-Oficina de Industria Vegetal (DA-BPI) buscando autorización para uso directo del Arroz Dorado (evento “GR2E”) como alimento y pienso o para procesamiento.

“PhilRice e IRRI están trabajando juntos en Filipinas para desarrollar el Arroz Dorado como un nuevo enfoque potencial basado en alimentos para mejorar la cobertura de vitamina A”, según un correo electrónico de funcionarios del IRRI. “Nuestro trabajo a) desarrollará variedades adecuadas para los agricultores asiáticos; B) ayudará a evaluar la seguridad del Arroz Dorado; C) evaluará si el consumo de arroz dorado mejora la cobertura de la vitamina A; Y d) explorará cómo el Arroz Dorado podría llegar a los más necesitados. La finalización de la evaluación de bioseguridad es un requisito previo para la realización de los estudios de nutrición humana del arroz dorado. Los estudios de nutrición humana son un componente importante para demostrar el valor del arroz dorado en complementar otros enfoques para mitigar la deficiencia de vitamina A. “

En el futuro se presentará una solicitud de comercialización o cultivo irrestricto de arroz dorado (evento GR2E) en Filipinas. Actualmente, el arroz dorado no está aprobado para su uso en piensos para animales o para su propagación en ningún país.

“El arroz dorado tiene un gran potencial para ayudar a resolver el problema de la deficiencia de vitamina A, ya que los filipinos somos amantes del arroz”, dijo el Dr. Roel Suralt, líder del proyecto del arroz dorado en PhilRice. “Comemos arroz tres veces al día, e incluso más.”

La publicación de información sobre la solicitud de bioseguridad para el evento de arroz dorado GR2E biofortificado alto en pro-vitamina A en la edición de 25 de julio de Manila Standard anunció el período de comentarios públicos de 60 días. Se invita a las partes interesadas a enviar sus comentarios públicos al Director de la Oficina de Industria Vegetal (Dra. Vivencio Mamaril) por correo electrónico a bpibiotechsecretariat@yahoo.com.

El uso propuesto de GR2E es la producción de arroz para consumo humano (por ejemplo, arroz molido y productos derivados, tales como salvado, germen, almidón, harina y aceite), así como subproductos de arroz para uso en piensos para el ganado.

Basado en documentos presentados por PhilRice e IRRI, el GR2E fue desarrollado utilizando técnicas de ADN recombinante (un método de ingeniería genética) para aumentar la cantidad de pro-vitamina A (principalmente beta-caroteno) en el endosperma de arroz, que luego se convierte en vitamina A en el cuerpo.

“En 2006, IRRI y sus socios comenzaron a trabajar con una nueva versión del arroz dorado que produce significativamente más beta-caroteno que el prototipo de 1999, y es esta versión la que aún está en desarrollo y evaluación”, según afirman funcionarios del IRRI en un correo electrónico. “El arroz dorado puede ser lanzado comercialmente como un enfoque basado en alimentos complementario a las intervenciones de deficiencia de vitamina A existentes, sólo después de pasar todas las pruebas y regulaciones necesarias y haber demostrado que mejora la cobertura de vitamina A. Un programa de entrega sostenible garantizará que el arroz dorado sea aceptable y accesible para los más necesitados”.

Beneficios potenciales del arroz dorado

GR2E se desarrolló como un suplemento dietético para aliviar la deficiencia de vitamina A (DVA), proporcionando a los consumidores en países como Filipinas, donde el arroz es el alimento básico, para que apenas una porción del cereal cubra sus necesidades diarias aproximadas de vitamina A.

La vitamina A es un nutriente esencial necesario para el funcionamiento normal de la visión y para la protección contra infecciones y enfermedades. En los países del sur y del sudeste asiático, donde dos tercios o más de la ingesta diaria de calorías provienen del arroz, millones de personas en países en desarrollo sufren de DAV como resultado de una dieta desequilibrada con acceso limitado a frutas, verduras y carne.

Para poner las cosas en la perspectiva adecuada, los datos de la Organización Mundial de la Salud indica que la DVA afecta a cerca de 19 millones de mujeres embarazadas y 190 millones de niños en edad preescolar, sobre todo en África y el sudeste de Asia. La falta de vitamina A en la dieta es la principal causa de ceguera en los niños, con alrededor de 500.000 casos notificados cada año en todo el mundo. La DVA persistente es la principal causa de ceguera infantil y aumenta el riesgo de muerte por infecciones comunes de la infancia.

En Filipinas, una nación con abundante oferta de verduras y frutas, uno podría creer que la DVA no debería ser un problema. Sin embargo, los estudios de investigación demuestran lo contrario. Los resultados de una encuesta sobre alimentación y nutrición entre niños en edad preescolar revelaron que la DVA aumentó del 15,2% en 2008 al 20,4% en 2013. Estas cifras se traducen en 2,1 millones de niños filipinos que corren un alto riesgo de quedar ciegos o incluso de morir debido a Infecciones prevenibles. La DVA aumenta la vulnerabilidad a enfermedades como el sarampión, las infecciones respiratorias y la diarrea, que son las principales causas de muerte entre los niños de los países en desarrollo.

A pesar de los importantes progresos realizados desde 2003, la DVA continúa siendo un serio problema de nutrición para la salud pública en Filipinas. Sobre la base de un estudio realizado en 2016 por el Instituto de Investigación de Alimentos y Nutrición de Filipinas entre los niños en edad preescolar, la prevalencia de DVA oscila entre 19,6% para niños de 1 a 5 años hasta 27,9% para niños menores de un año de edad.

El gobierno y el sector privado están adoptando diversas medidas para abordar la prevalencia de DVA en Filipinas, incluyendo suplementos de vitamina A, promoción de la lactancia materna y prácticas de alimentación complementarias, educación nutricional, diversificación dietética y fortificación de alimentos.

Los investigadores señalan que el arroz dorado no es una panacea, o una “bala de plata” para eliminar el problema de la DVA en los países en desarrollo. El efecto nutricional pretendido del GR2E es complementar los esfuerzos existentes de control de DVA suministrando hasta 30 a 50% de los requerimientos promedio estimados de vitamina A para niños en edad preescolar y madres embarazadas o lactantes en países de alto riesgo como Filipinas.

Estudios muestran que GR2E es seguro para comer

Los estudios demuestran claramente que no hay problemas potenciales de salud y seguridad que puedan identificarse con el consumo del arroz dorado (evento GR2E). Más bien, los estudios demuestran que la comida y/o alimento para el ganado derivado de GR2E será una buena fuente de vitamina A.

La evaluación de la inocuidad del arroz GR2E consideró información sobre la historia del uso seguro del arroz como cultivo, la fuente de los genes donantes introducidos en el arroz GR2E, la genética de la planta modificada, la inocuidad de las nuevas proteínas producidas en la planta modificada y sus niveles de expresión, además de la composición de nutrientes del arroz GR2E en comparación con el arroz convencional.

El rasgo introducido al arroz transgénico GR2E fue confirmado por análisis genético que es estable y pasa a su descendencia de la misma manera que otras características de la variedad.

Basándose en un enfoque según el “peso de la evidencia” seguido de la evaluación de la inocuidad de los alimentos y piensos, las nuevas proteínas expresadas en el arroz GR2E resultan no tóxicas y no alergénicas. En pocas palabras, el arroz dorado es seguro para comer.

El arroz GR2E fue desarrollado para aumentar los niveles de vitamina A (principalmente beta-caroteno) en el arroz molido. Para comparar la composición de GR2E frente al arroz convencional, se analizaron muestras de grano de arroz y paja. El análisis muestra que, excepto para el betacaroteno y carotenoides relacionados, no hubo diferencias significativas en la composición del arroz dorado y su contrapartida convencional. Aparte de la producción prevista de pro-vitamina A, se encontró que el arroz GR2E era equivalente a la composición del arroz convencional.

El betacaroteno es el principal carotenoide presente en la dieta humana y es una fuente efectiva de vitamina A tanto en los alimentos convencionales como en los suplementos vitamínicos. Generalmente se considera no tóxico y no hay informes de efectos adversos derivados del consumo de betacaroteno natural en los alimentos.

Activistas anti-transgénicos y las ONGs retrasan el arroz dorado

La organización “Allow Golden Rice Now!” Informó en su sitio web que el esfuerzo de 14 años de Greenpeace para evitar que el arroz dorado se produzca y llegue a los que sufren de DVA constituye un crimen contra la humanidad, como se define en el Estatuto de Roma.

“No hay duda de que Greenpeace y sus aliados son en gran parte, si no totalmente, responsables de la oposición al arroz dorado y ha bloqueado efectivamente su cultivo y entrega a millones de personas que sufren de DVA”, afirmó el grupo en su sitio web. El grupo también afirmó que la continua falta de acceso al arroz dorado está resultando en gran sufrimiento, o lesiones graves a la salud mental y física.

Pero los funcionarios del IRRI dijeron que el proceso de utilizar modernas técnicas de fitomejoramiento y biotecnología para desarrollar nuevos rasgos en plantas, tales como el arroz dorado, e integrarlos en variedades existentes suele tardar muchos años. Se estima que el tiempo de descubrimiento, desarrollo, aprobación regulatoria y comercialización de un nuevo rasgo de cultivo transgénico es de 13 años en promedio.

“El desarrollo del arroz dorado está a la altura de este plazo”, escribieron los funcionarios del IRRI en un correo electrónico. “En 2006, IRRI y sus socios comenzaron a trabajar con una nueva versión del rasgo dorado en arroz que produce significativamente más beta-caroteno que el prototipo de 1999, y es esta versión del arroz dorado que aún está en desarrollo y evaluación. Podrá ser lanzado comercialmente como un enfoque complementario a las intervenciones existentes de deficiencia de vitamina A sólo después de pasar todas las pruebas y reglamentos necesarios y demostrar que mejorar la fortificación de A. Un programa de entrega sostenible garantizará que el arroz dorado es aceptable y accesible a los más necesitados”.


Fuente: mundoagropecuario

India inaugura sus primeros trenes híbridos provistos de paneles solares

La electricidad generada por estas placas, instalados en el techo de los vagones, ahorran miles de litros de combustible diésel y reducen la emisiones de CO2

Para hacer funcionar su red de trenes, India consume cada año casi tres millones de litros de combustible diésel. Casi la mitad de los trenes de pasajeros que recorren los 66.000 km de su red ferroviaria funcionan con locomotoras diésel y, en menor medida, con biodiésel. La otra mitad está electrificada. Indian Railways, la compañía gubernamental que gestiona la red de ferrocarriles, transporta cada año a más de 8.000 millones de pasajeros. Y tiene un ambicioso plan para transformarse en una compañía limpia o, al menos, para reducir sus emisiones de CO2.

A pesar del gran número de máquinas de tren con motor diésel que todavía hay en servicio en la India, el país tiene el doble honor de haber sido el primero en introducir máquinas que funcionan con gas natural comprimido (que pese a tratarse de un combustible fósil, emite menos partículas contaminantes), y también de ser primera red de ferrocarriles que ha incorporado locomotoras diésel híbridas. Es decir: trenes que obtienen de la energía del sol una parte de la electricidad que consumen.

Los primeros pasos de la India para incorporar la energía solar en sus trenes se remontan al verano de 2013, cuando la compañía se asoció con el Instituto Indio de Tecnología para desarrollar un sistema de energía solar que hiciera funcionar la iluminación y el aire acondicionado en los vagones de pasajeros, reduciendo así el consumo de combustible diésel. Ha sido este mes de julio cuando Indian Railways ha inaugurado los primeros trenes DEMU (diesel electric multiple unit), que son el resultado de esa investigación: vagones que incorporan paneles solares en el techo. “Aunque el tren sigue propulsándose por locomotoras con motor diésel, un conjunto de 16 paneles solares sobre cada cagón reemplaza los generadores diésel destinados a hacer funcionar los sistemas eléctricos de los vagones”, explican en Quartz.

Los 16 paneles solares sobre el techo de los vagones proporcionan 300 vatios de electricidad a las lámparas LED, al sistema de ventilación, a la climatización y a las pantallas de información para los pasajeros. Un sistema de baterías proporciona 72 horas de autonomía para las horas en las que el tren opera sin luz solar, de noche o en días nublados.

En total, se calcula que el ahorro de combustible será de 21.000 litros de diésel al año por cada tren híbrido con seis vagones, lo que supone una reducción en la emisión de dióxido de carbono (CO2) de unas 9 toneladas por vagón y por año. En total son unos 50 vagones, y está previsto incorporar paneles solares a 24 vagones más en los próximos meses; una tarea nada trivial, dado que los trenes se desplazan a 80 km/h y los paneles solares normalmente están instalados en superficies inmóviles, sobre tierra o sobre masas de agua.

El objetivo de Indian Railways no es solo ahorrar combustible, sino también reducir el impacto medioambiental de sus miles de trenes también en otros aspectos. Para ello, los vagones incorporan baños secos ecológicos, que no utilizan agua, mecanismos para reciclar el agua de los lavabos, y medidas para la gestión de residuos y sistemas para el aprovechamiento de la energía eólica, además de un ambicioso plan que incluye plantar 50 millones de árboles.

Está previsto que para 2020 la capacidad de producción eléctrica de Indian Railways sea de 1 GW mediante paneles solares (5 GW en 2025) y de 130 MW con aerogeneradores, que proporcionarán electricidad limpia y libre de emisiones directas a trenes y estaciones. Esto debería resulta en un “mix eléctrico” de la red ferroviaria india que, para 2025, obtendrá el 25 por ciento de la electricidad de fuentes de energía renovables según el documento, en PDF, Decarbonising the Indian Railways.


Fuente: elpais

Huertos flotantes para una alimentación más sana y respetuosa con el medio ambiente

Smart Floating Farms es un proyecto español que pretende cambiar la concepción de alimentación de proximidad al llevar nuestros cultivos a pequeñas plantaciones sobre ríos, lagos y embalses cercanas a las grandes urbes.

A la hora de enfrentarnos al ingente reto de reinventar la alimentación, tanto para nuestra generación como para las venideras, siempre nos damos de bruces con dos grandes problemas: evitar el daño medioambiental al que obliga la ampliación de las explotaciones agrícolas y, por otro, acercar los propios alimentos al consumidor, reduciendo la siempre cara cadena de agentes e intermediarios al mismo tiempo que se maximiza la calidad con comida más fresca y saludable.

Ambos retos son, por ende, objeto de estudio y propuestas más o menos disruptivas que van desde la plantación de verduras y hortalizas en el espacio hasta tipos de semillas más eficientes y productivas. Y justo en la intersección entre ficción y realidad, plausible técnicamente aunque complicado económicamente, nos encontramos con la propuesta de la española Smart Floating Farms. Se trata de un proyecto ambicioso, reconocido como finalista en los últimos Premios PascualStartup, con el que se busca impulsar la producción local de comida, tanto de agricultura (hidroponía) como peces (acuicultura) en una suerte de plataformas flotantes que rondarían las cercanías de las grandes ciudades.

Una suerte de huertos flotantes sobre ríos, embalses y lagos que se aprovecha de los recursos naturales (energía solar y la propia agua y humedad de la zona en que se asiente) para lograr una producción agroalimentaria sin polución, totalmente sostenible y sin necesidad de talar árbol alguno. “Esta solución utiliza menos área para crecer debido al mayor rendimiento por metro cuadrado de los sistemas hidropónicos y debido a la estrategia multinivel”, explican sus ideólogos, entre los que se encuentran arquitectos que han pasado por Guatemala o Barcelona hasta dar con esta clave. “Las granjas flotantes también tienen una menor tasa de consumo de agua en comparación con la agricultura tradicional y no hay necesidad de construir nuevas infraestructuras (tuberías, etc) ya que el agua está justo debajo del sistema”.

Asimismo, este tipo de plataformas son ideales para garantizar la productividad de las cosechas, ya que no se producen en su interior ni sequías, inundaciones, plagas u otros fenómenos naturales nada deseables. En la misma línea, aseguran sus creadores, tampoco es necesario el uso de productos químicos de represión/fumigación ya que todo el entorno estará perfectamente controlado.

Todo ello tiene, además, repercusiones sociales de enorme calado. Por un lado, se da un paso de gigante hacia la autosuficiencia alimentaria de pequeñas comunidades, mientras se reducen los gastos de transporte y logística en un factor exponencial. También se fomenta el empleo en el sector primario dentro de las zonas urbanas, reduciendo el desempleo y generando una nueva conciencia en los jóvenes respecto a la agricultura.

Por el momento tan solo se trata de una idea que pretende replicar los jardines flotantes de Bangladesh -e, incluso, los huertos flotantes que ya utilizaban los aztecas- con una aplicación comercial concreta. Pero la firma española ya cuenta con un prototipo (1.000 metros cuadrados, una base de 15×70 metros, capaz de producir 20 toneladas de peces o 35.000 lechugas al año) con un coste de 850.000 euros y un retorno de la inversión previsto de 4 o 5 años.


Fuente: mundoagropecuario

El cambio climático amenaza al café, y por qué los transgénicos pueden ser la solución

No caemos en ello porque lo damos por supuesto, pero hay varios momentos al día en que deberíamos detenernos y dar gracias a la evolución por la existencia del café. Si podemos hacer lo mismo dentro de varias décadas, es a los científicos y a la biotecnología a los que tendremos que dar las gracias.

En 2014, un equipo internacional en el que participaban científicos españoles, secuenció el genoma de ‘Coffea canephora’, una especie de menor calidad que se utiliza sobre todo para producir café soluble. Este mes, otro equipo de la University of California, Davis ha publicado la secuenciación del genoma de ‘Coffea arabica’, la especie de la que proviene el 70% de la producción mundial.

“La secuencia del genoma de C. arabica es la primera secuencia pública del café más importante”, explica Juan Medrano, investigador de la University of California Davis. Su investigación fue financiada por la multinacional Suntory, un grupo japonés de productos alimenticios entre los que se incluyen derivados del café, pero sus resultados se han publicado en Phytozome, una base de datos abierta coordinada por el Joint Genome Institute del Departamento de Energía estadounidense. “La empresa es consciente de la importancia de contribuir a la disponibilidad del café en el futuro, de que el mejoramiento genético es la forma más efectiva de lograrlo y de que el conocimiento del genoma es la base para iniciar esos programas”.

Efectivamente, es esa decisión lo que puede salvar al café, porque con esa información al alcance de todos los genetistas interesados, aumentan las posibilidades de que alguno desarrolle nuevas variedades modificadas para ser más resistentes a la sequía, o a temperaturas más bajas, o a plagas o a otros suelos. Nos van a hacer falta dentro de poco.

El clima te va a dejar sin café

Porque el café está sufriendo por culpa del cambio climático. Según un informe del Instituto del Clima australiano, hay evidencias de que el aumento de las temperaturas y la alteración en los patrones de precipitaciones ya están afectando a la productividad y calidad de los cafetales en muchos lugares del mundo. “Si no hay una decisión importante para reducir las emisiones, se espera que el cambio climático reduzca el área global apropiada para producir café en un 50% para 2050”.

Esto se debe a que el café es un cultivo muy sensible a la temperatura, especialmente la variedad C. arabica: su desarrollo es el ideal entre los 18 y los 21 grados. A partir de los 23 grados, la planta crece demasiado rápido y los granos maduran demasiado pronto. Variaciones de medio grado suponen un gran impacto en la planta, y afectan a la cosecha, al sabor de los granos y a su tamaño.

mapa-cafe(Extraída del informe Los riesgos del cambio climático para el café, del Instituto del Clima)

Eso es un problema, porque la temperatura media anual de Etiopía ha aumentado 1,3 grados entre 1960 y 2006; en México, Guatemala y Honduras la temperatura media ha subido en torno a 1 grado, y las precipitaciones se han reducido un 15% desde los años 80; en Nicaragua, los cambios en la época de lluvias desde los 90 han afectado a la floración y maduración del café; en lugares más al sur, como Brasil, han aumentado el número y la intensidad de las olas de calor, mientras que las épocas frías han disminuido desde los 60, y en Tanzania los campos donde se cultiva C. arabica se han reducido un 50% desde esa misma década.

A lo que hay que añadir la plaga de ‘Hemileia vastatrix’, un hongo, y la de ‘Hypothenemus Hampei’, un parásito, ambas grandes peligros para la producción de café. A causa del aumento de las temperaturas, las dos especies están apareciendo en lugares donde nunca se habían detectado antes, poniendo en peligro cosechas y empleos en todo el mundo.

La biotecnología al rescate
Ante la importancia social y económica de este cultivo era cuestión de tiempo que alguien decidiese tomar cartas en el asunto y buscase una solución. Mientras los líderes del mundo arrastran los pies y escurren el bulto en lo que se refiere a frenar las emisiones, la comunidad científica está intentando averiguar cómo hacer al café resistente a esas amenazas. “El café tiene un gran interés: es el principal producto agrícola en muchos países y da trabajo a unos 30 millones de personas”, explica Julio Rozas, catedrático de Genética de la Universidad de Barcelona y participante en el proyecto que dio como resultado la secuenciación del ‘C. canephora’ en 2014.

Igual que ya existen variedades de trigo, maíz o soja, entre otros, genéticamente modificadas para hacerlas resistentes a plagas o sequías, el café necesitará ayuda de la biotecnología para adaptarse a los cambios del clima, evitar con ello la reducción de su productividad y la escasez y por tanto que su precio se haga prohibitivo para la mayoría. Así todos podremos seguir disfrutando de él si, como todo indica hasta ahora, no somos capaces de frenar y de empezar a revertir el cambio climático.

Para ello, el primer paso es secuenciar el genoma, algo mucho más complejo en el caso de ‘C. arabica’ que en el de ‘C. canephora’. La primera es un híbrido de dos especies distintas, la propia ‘C. canephora’ y otra muy cercana, ‘Coffea eugenoides’. Como resultado del cruzamiento entre ambas, C. arabica tiene cuatro juegos completos de cromosomas, una característica conocida como poliploidía, a diferencia de los seres humanos y muchos animales y plantas, que solo tienen dos. “Esto genera grandes dificultades en la secuenciación del genoma, explica Rozas.

Pero una vez conseguida, la salvación del café está más cerca. “La publicación de este nuevo genoma, y su comparación con la información genómica ya disponible de la otra variedad facilitará la identificación de genes y de funciones biológicas asociadas con la calidad del café (aroma o sabor) o con su producción (plantas resistentes a enfermedades, más productivas, etc)”.

Con esa información, será posible crear variedades que nos aseguren el suministro de café en el futuro. “El mejoramiento genético es la forma más efectiva de afrontar los efectos del cambio climático y contribuir a la sostenibilidad del café”, concluye Medrano.


Fuente: mundoagropecuario